¿Por qué a los gatos les gustan las cajas de cartón?

Gato escoces escondido en caja de cartón

¿Has llegado con una caja de cartón a casa y tu gato se ha ido directo a por ella?

Sea de la raza que sea, un gato siempre se va flechazo a una caja de cartón para dormir, esconderse, rasgar o jugar.
Y viendo ese momento, te habrás planteado ¿Por qué a los gatos les gustan las cajas de cartón?

Sigue leyendo, vamos a intentar responder a esta pregunta para que cuando vuelva a hacerlo puedas empatizar más con él.

Índice
  1. Efectos terapéuticos
  2. Refugio
  3. Aislante
  4. Novedad
  5. Mundo felino

Efectos terapéuticos

Al ser un lugar cerrado, las cajas de cartón proporcionan a los gatos seguridad y ayudan a minimizar el estrés.

De hecho, está comprobado, que cuando se separa al gatito de su madre para empezar una nueva vida lejos de ella, el tener una caja, ayuda a las pequeñas crías, a adaptarse mejor a las nuevas circunstancias.

Por lo que si estás pensando en comprar un minino o adoptar un gatito...¡regálale una buena caja de bienvenida!

Refugio

Ya sea una caja grande o pequeña, es un lugar perfecto para esconderse. Lo habrás visto meterse en ella y esperar al momento adecuado para salir rápidamente para darte un susto.

Los gatos son muy juguetones y si se le proporcionan las herramientas adecuadas, sabrán adaptarlas para sacarle el máximo provecho! Este uso de la caja como refugio, le viene de su naturaleza felina.

Convertir una caja de cartón en una cama, puede ser una buena opción, barata y sostenible, para que tu gato duerma plácidamente sin temor a que nadie le despierte.

Gatos escondido en una caja de cartón
A todos los felinos les gusta esconderse, investigar o dormir en cajas de cartón, les da seguridad.

Aislante

Ya sabemos que los gatos son muy independientes y que les gusta ir a su aire, pero cuando vuelven al interior de la casa, les gusta sentir calor, ya sea pidiendo caricias, rozándose con la manta o si tienen una caja de cartón, la buscarán para poder mantener su temperatura corporal.

Cuanto más fuerte sea la caja, mayor aislante térmico será, por lo que una caja de cartón de doble canal (pared doble), mantendrá el calor mejor que una caja de canal simple.

Novedad

En ese refrán de “la curiosidad mató al gato” , ya nos está avisando la cultura popular, que los gatos son muy curiosos. Como todo ser curioso, le encanta descubrir cosas nuevas, explorar nuevos espacios e investigar todo lo que implique una novedad.

Si ven una caja nueva, la olerán, lamerán, se rozarán y recorrerán su interior y exterior hasta que les quede claro qué es ese nuevo artilugio. Pueden estar entretenidos unos días, hasta que se cansen y ya se familiaricen con ella.

Mundo felino

Una curiosidad es que a todos los felinos les gustan las cajas de cartón y ya se trate de un temible tigre o un escurridizo lince, si se les ofrece una caja de cartón, tenderán a hacer los mismo que los gatos: esconderse, investigar, dormir en ella, sentirse más seguros…

Además usada en su entorno natural, puede ser de gran ayuda a la hora de cazar para alimentarse o defenderse de otros depredadores.

🎬  RECOMENDACIÓN:

Mira este vídeo, un usuario ha construido a su gato una torre castillo hecho con cajas de cartón.

Consejos antes de darle una caja de cartón a un gato:

Seguridad. Asegúrate de que no hay ningún elemento peligroso dentro de la cajas.

Muchas veces, al desempaquetar, dejamos piezas del envoltorio dentro de las cajas, que para nosotros son minúsculos, pero puede que tu gato intente comérselo y se atragante.

Revisa debajo de las solapas que no quede ningún resto de nada, para estar tranquilos.

Limpieza. Que la caja esté limpia y fuera de olores es bueno para él y para ti, pues si queda alguna mancha o líquido y tu gato se pone encima, puede adoptar el mal olor, esparcirlo por toda la casa y necesitar un baño antes de lo previsto!

Transitable. Coloca la caja de cartón en una posición que pueda transitar libremente a la entrada como a la salida. Muchas veces es fácil meterse, por la posición de las solapas, pero difícil de salir.

Esto puede causar que el gato se sienta atrapado y agobiado y no querer volver a entrar, por el incidente desagradable.

 

Estabilidad. La caja de cartón debe estar en una superficie plana y estable y a poca altura, como el suelo o algún sitio no muy alto.

Dentro de ella, el gato se moverá y puede que se desplace. Si no está en una extensión plana, puede caerse y asustarse mucho.

Ventilación. Si puedes conseguir una caja con asas, por ejemplo o con alguna entrada de ventilación, mejor, pues podemos evitar accidentes cuando no estemos en casa y no pueda salir por alguna razón.

Dureza. Una caja de cartón doble será la mejor opción para ofrecerle a un gato, pues a parte de su mayor aislamiento, como hemos visto en el apartado anterior, garantizará más durabilidad si decide rasgar sus uñas.

Adaptación. Lograrás hacer de la caja un lugar más acogedor para tu gato, si le metes algún juguete o manta, para tener una textura más suave.

Muchas veces, después de una mudanza, podemos reutilizar las cajas y meter alguna manta de mudanza ya utilizada y lavada dentro.

El rollo de cinta adhesiva, es un juguete muy divertido para los gatos ya que lo pueden lanzar como una rueda y si metes un retal en la caja, puede darle mucho juego.

Ahora sí, esperamos que te haya quedado un poco más claro por qué a los gatos les gustan las cajas de cartón y entiendas, porqué tu gato se comporta así, cuando ve una!

Gato dentro de caja de cartón
Gato dentro de caja de cartón

Además te recomendamos leer este artículo Cómo Decorar Cajas de Cartón después de la Mudanza

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Por qué a los gatos les gustan las cajas de cartón? puedes visitar la categoría Embalaje.

TeleCajas

Tienda de cajas de cartón y embalajes para mudanzas

Otros artículos de interés:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.